Silencio

“Los ríos más profundos son siempre los más silenciosos”. (Quinto Curcio Rufo)

silencio1

Quedarse callado es el primer paso para eliminar el ruido exterior que nos irrita y nos quita la paz.

Existe una característica sorprendente del silencio y es la fuerza que tiene para suscitarnos comodidad o incomodidad. Entre dos, el silencio cómodo genera un vínculo especial, una comunicación particular, una fraternidad y complicidad maravillosas. Es no tener que usar palabras para entendernos.

El silencio incómodo por su parte, lleva a mucha preocupación, duda y frustración, sea con otro ser o con uno mismo; incluso se vuelve terreno fértil para alimentar ideas negativas. Puede ser una buena guía el tratar de discriminar el agrado o desagrado que nos produce y las tendencias a buscarlo o evitarlo.

Lucy Roldán Palacio

Psicóloga, M. D.

¡Déjame tus comentarios o sugerencias para futuras reflexiones!

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido.