Locura

“El loco no puede reincorporarse a la realidad, está permanentemente viviendo su fantasía.”

– Carlos Castilla del Pino –

Locura

 

Si bien la revisión de la literatura sobre este tema, con frecuencia desarrolla la idea popularmente escuchada de que “todos somos un poco locos”, que la locura es necesaria y positiva en la vida para atreverse a romper con lo convencional, para cuestionar las ataduras del “deber ser” que pretende unificarnos, establecer cánones de comportamiento de lo que es normal o anormal; y hasta de elogiarla por ser un aspecto inevitable de la genialidad, en este contenido voy a presentar el aspecto científico del concepto locura.

La locura es “un desequilibrio mental que se manifiesta en una percepción distorsionada de la realidad, la pérdida del autocontrol, las alucinaciones y los comportamientos absurdos o sin motivo”. También está relacionada con la demencia, un término que significa “alejado de la mente”. Enfermedades consistes en la ausencia o pérdida de las funciones cognitivas, como el Alzheimer o la demencia senil, son enfermedades de tipo degenerativas que destruyen el cerebro de manera progresiva.

“Los locos siempre están seguros de que están bien. Sólo las personas sanas están dispuestas a admitir que están locas.”
- Nora Ephron -

Por definición, en todos los casos en que se habla de locura, se establece que las ideas de la persona no son apegadas a la razón común, son válidas sólo para ella; los pensamientos característicos de esta condición son congruentes con el sistema de creencias de la persona, ella está convencida de ellos y ni los cuestiona, ni admite dudas frente a ellos; dicho en palabras sencillas, vive en su propia realidad. Además de las ideas o los pensamientos, están las emociones y los sentimientos, los cuales, o no existen, o no guardan proporción con la causa que los produce. Por esto es que la ciencia habla de un “afecto plano”, como síntoma que acompaña las distintas formas de locura, hoy conocidas como psicosis.

Contacto psic lucy roldan

Muchos pacientes que sufren de ansiedad temen perder la razón o por lo menos, perder el control sobre sus comportamientos. Para ellos en particular escribo estas líneas. La sobre consciencia acerca las propias acciones, los pensamientos, las emociones, los síntomas y signos físicos y el riesgo sobre valorado de que los demás se den cuenta, es exactamente lo contrario de la locura.  Para decirlo mejor, la locura y la ansiedad son como dos líneas paralelas, por más que una corra al lado de la otra, no se juntan al final.  Para “perder la razón” tienen que ocurrir otros fenómenos mentales que no son aquellos característicos del miedo.

Que es la locura

Lucy Roldán Palacio
Psicóloga, M. D.

Compártelo y déjenme sus comentarios...

Compártelo:

2 thoughts on “Locura

  • Yo concedo, la relativa aceptación del sentir como posible las percepciones no generales trae perdidas de libertad derechos, es mas sano para el individuo resignar al concepto básico de realidad de aquellos que saben quien es la fulana de moda y lo ultimo del reality eso demacra lo justo y valido de la realidad. 🙂 — el humor es lo que queda y desearles la paz, pero loco del todo tampoco estoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido.